ATX News

8 febrero, 2021

La ciberseguridad debe ser parte de tu rutina de trabajo

Para gran parte de la sociedad, es imposible pensar en un día sin que hagamos una videollamada o revisemos un documento en la nube. Todos hemos tenido que aprender cómo usar diferentes herramientas electrónicas para adaptar nuestra vida a un mundo con menor contacto físico.

 

De alguna forma u otra, todos hemos logrado adaptarnos a estas nuevas condiciones. Hemos encontrado enormes beneficios, como la reducción de los tiempos de traslado, así como sus desventajas, pues suelen ocurrir los desafortunados problemas circunstanciales, como la falla de la luz. Sin embargo, la actividad delictiva también se adaptó a la realidad virtual con gran velocidad y peligrosidad.

El cibercrimen es un delito tiene como objetivo utilizar una red de dispositivos para obtener beneficios, normalmente monetarios, de la información que contienen. El robo de identidad, el robo de contraseñas (phishing), el secuestro de datos (ransomware) y el espionaje pueden llegar a ser algunos de los crímenes que se realicen en línea.

Te recomendamos que descargues la infografía “Proteja el futuro: Cuatro áreas clave de seguridad inteligente” para saber que puntos debes considerar en tu ciberseguridad.

 

 

Los delitos informáticos no son un tema nuevo. Sin duda, debido a la digitalización exponencial que hemos experimentado, las oportunidades para los ciberdelincuentes cibernéticos han aumentado.

Existen tres acciones cotidianas que nos pueden exponer a algún criminal cibernético y con las que tenemos que ser extremadamente cautelosos:

1.Clic en un enlace, imagen o publicidad

2.Descarga de archivos

3.No actualizar los programas o sistemas operativos

La buena noticia es que todos los crímenes cibernéticos pueden ser evitados ya que en su mayoría suceden por errores o descuidos que cometen los usuarios.

El problema es que la gran mayoría de las personas pensamos que se trata de algo que no nos va a ocurrir. En pocas palabras, creemos que somos lo suficientemente hábiles para no caer en alguna de estas trampas. Aquí el problema es que todos estamos sujetos a confiar en páginas web, correos o documentos que nos parecen legítimos. El mejor remedio es la prevención, es necesario educar y concientizar sobre los peligros que se tienen en la red, para que los usuarios sepan a qué peligros se enfrentan y qué pueden hacer contra ellos. Aquí hay algunas recomendaciones básicas pero efectivas para evitar ser víctimas de estos crímenes:

1.Siempre ten instalado un antivirus y mantenlo actualizado.

2.Evita descargas de sitios no seguros.

3.Duda de correos electrónicos de extraños.

4.No lo dejes para después y mantén tu sistema operativo actualizado.

5.Cuenta con una buena gestión de tus contraseñas.

6.Compra únicamente en sitios con certificado SSL. Muy fácil, esto significa que el dominio de la página web inicie con “https” y no solo “http”.

7.Siempre cierra sesión, sobre todo en dispositivos públicos.

8.Recuerda que las tablets y los celulares también son susceptibles a los ataques.

Y hablando de las empresas en general deben tener estrategias definidas para cuidar de su ciberseguridad, en este articulo te mostramos que pasos debes dar para estar preparadas para las amenazas cibernéticas. La era digital ha evolucionada de manera cada vez más rápida y debemos de estar preparados para enfrentar todos los retos que le acompañan.

 

 

 

 

ATX Azure
About Karen Varela